jueves, 31 de marzo de 2016

Hasenpfeffer


Hasenpfeffer

Ingredientes para 4-6 personas

¼ de vaso de coñac o brandy
¾ vaso de harina
1 cebolla o 5 chalotas o escalonias, cortada en dados
1 cucharada de pasas de Corinto
1 hoja de laurel
1 limón, cortado en cuartos
1 ramita de tomillo y otra de romero
1 vaso de vino tinto
1 ½ kg de carne de conejo, troceada
1 ½ vaso de caldo de ternera
2 clavos enteros
2 cucharadas de mantequilla
2-3 dientes de ajo, picados
3 enebrinas
4 bayas de pimienta de Jamaica
15 g de bacon, cortado en dados
Sal y pimienta al gusto
Preparación

Sazonar la carne de conejo con sal y pimienta.

Colocar medio vaso de harina en un cuenco grande y añadir el conejo, rebozando los trozos de carne. Sacudir el exceso de harina y retirar la carne.

Poner el bacon en una cacerola grande a fuego medio-alto y dejar que se derrita su grasa durante 3-4 minutos. Añadir la cebolla o las chalotas y los ajos y dejar sofreír hasta que queden transparentes, pero sin dejar que se doren demasiado.

Sacar el bacon, los ajos y la cebolla o las chalotas de la cacerola y dejarlas aparte sin tirar la grasa derretida del bacon.

Añadir un poco de aceite a la grasa si fuera necesario y poner la cacerola al fuego de nuevo, a potencia media-alta. Freír el conejo por partes, sin poner todos los trozos de una vez, y retirar los trozos una vez dorados.

Reducir el fuego a media potencia, y verter con cuidado el coñac o brandy (puede que salte una llama). Dejar cocinar hasta que su volumen se haya reducido a la mitad.

Volver a colocar los trozos de carne de conejo en la cacerola y añadir el caldo de ternera, el vino, el limón, el tomillo, el romero, la pimienta de Jamaica, las enebrinas, el clavo, el laurel, sal y pimienta.

Calentar hasta que hierva, reduciendo el fuego a continuación, y dejar cocinar en la cacerola tapada entre una hora y hora y media.

Mientras se cocina el conejo, mezclar la mantequilla y el resto de la harina con los dedos para formar una masa suave.

Cuando el conejo ya se ha cocinado y está tierno, retirarlo a una fuente. Filtrar la salsa con un tamiz fino y retirar los bultos sólidos.

Añadir el bacon, el ajo y las cebollas o chalotas que se habían dejado aparte a la salsa y remover. Agregar agua si es necesario para que la salsa llegue a llenar dos vasos aproximadamente.

Dejar calentar de nuevo la salsa a fuego medio y añadir poco a poco trozos de la masa creada a partir de la mantequilla y la harina sin dejar de remover hasta que la salsa adquiera una consistencia más densa.

Sazonar la salsa al gusto, verterla sobre el conejo y servir.

0 comentarios:

Publicar un comentario