martes, 15 de diciembre de 2015

Panettone

Panettone

Ingredientes para 2 panes grandes o 3 medianos

¼ taza de coñac
½ taza de agua tibia
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de miel
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de nuez moscada
1 cucharadita de sal
1 kilo de harina
2 cucharadas de harina
6 huevos grandes
70 gramos de levadura
100 gramos de almendras picadas
100 gramos de nueces picadas
200 gramos de azúcar
200 gramos de cáscara de limón y naranja picada
200 gramos de frutas confitadas
300 gramos de mantequilla blanda

Preparación

Poner en un recipiente la levadura desgranada, el azúcar, la harina y el agua tibia. Mezclar bien todo y dejar tapado 10 minutos aproximadamente.

Poner en un recipiente aparte los huevos, el azúcar, la miel, el coñac, la canela, la nuez moscada, mezclar un poco estos ingredientes hasta unirlos. Agregar la levadura fermentada e ir incorporando de a poco la harina cernida con la sal, intercalando con trozos de mantequilla, batiendo con pala de madera hasta que se incorpore bien, continuar así hasta terminar con la harina y la mantequilla. Si se nota que para formar la masa es necesario más líquido, agregar agua tibia, siempre en pequeñas cantidades para no pasarnos de líquido.


Una vez formada amasarla durante 10 minutos como mínimo o hasta que la notemos sedosa y que no se pegue en la mesa.

Colocarla en un bol ligeramente enmantequillado o enharinado, cubrirla con papel film y dejarla reposar para que se relaje bien en un lugar cálido y lejos de corrientes de aire, hasta que duplique su tamaño, alrededor de 30 minutos. El tiempo de levado varía de acuerdo a la temperatura ambiente del lugar.

Una vez levada retirarla del bol y dividirla en tantas partes como panes queramos hacer, bollar o redondear cada uno y dejarlos en reposo nuevamente hasta que leven.

Mientras mezcla toda la fruta y dividirla por la cantidad de panes, para que sea pareja en todos.

Tomar un bollo apretarlo un poco con el puño para desgasificarlo y estirarlo o abrirlo un poco con las manos para distribuir la fruta en forma pareja.

Amasar para que la fruta se acomode y volver a formar un bollo y dejarlo reposar cubierto sobre la mesa, 30 minutos aproximados. Esta misma operación se repite con los otros trozos de masa.

Luego se vuelven a bollar y se ponen en los moldes elegidos, previamente enmantequillados. Hay que dejarlos levar bien para luego hacerles un corte en cruz con un cuchillo bien afilado. Pintarlos con huevo batido y llevarlos a un horno moderado durante 50 o 60 minutos o hasta que al pincharlos con una aguja de tejer fina, ésta salga seca.

Retirar, enfriar sobre rejilla y abrillantar con jalea o con almíbar. Decorarlo con cerezas abrillantadas o glaseadas y con trozos de nueces y pasas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada